La figura del «Compliance»

compliance figura

No hace mucho tiempo debatimos en unas jornadas realizadas por la asociación la figura del “Compliance” esta figura que a algunos os pareció que no tenía importancia, hoy en día y con las circunstancias por las que estamos atravesando y las que vendrán en un futuro es una figura importantísima en la defensa de los intereses de los administradores.

Nuestro código penal establece que las empresas para reducir o eliminar la posibilidad de ser sujetos de responsabilidad penal, deberán implementar sistemas de cumplimiento normativo. Estos están conformados por varias herramientas o bases, entre ellas se encuentra el necesario nombramiento de una figura encargada de gestionar estos sistemas que denominaremos Compliance u oficial de cumplimiento. Esta persona será nombrada a voluntad y deberá de recibir una autonomía de actuación y gestión a través de una mayor potestad, dentro de la empresa, con objeto de poder mostrar la máxima objetividad y transparencia de actuación preventiva acorde siempre a nuestra legalidad.

Aproximadamente el 99,5% de nuestro mercado, individualizando sociedades y autónomos, está constituido por pymes, de distintos tamaños, que de una manera o de otra necesitan implementar en su estructura un sistema de cumplimiento normativo, y por ende nombrar a un órgano de cumplimiento entorno a la sociedad, encargado de gestionar los riesgos de ésta.

Queda claro que hoy día el órgano de cumplimiento debe ser una parte con poderes autónomos dentro de la persona jurídica, además de ser dotado con todas las herramientas necesarias para poder conseguir el objetivo por el que ha sido nombrado.

La figura del Compliance debe de actuar siempre acorde a la legalidad, siempre desde el escenario más objetivo posible tratando de evitar el conflicto de intereses y que la persona jurídica no entre en riesgo ante ningún caso que pueda controlar, y dentro de todas aquellas situaciones que escapen a su control, una vez se lleven a ejecución puedan ponerse las herramientas necesarias después para solventar el delito cometido.

Podemos decir que la figura del Compliance  es el detective que necesita el sistema de Compliance para poder ser ejecutado y a posteriori poner las medidas apropiadas.

Ante la importancia de esta figura y la necesidad de su implantación en  empresas asociadas, AMAEXCO a través del despacho jurídico “global consultores” contratado por la asociación os dará la posibilidad de ser informaros de la adecuación a este modelo el “Compliance” y de su posterior implantación en vuestras empresas.

Como siempre cualquier duda estamos a vuestra disposición.

Comparte esta publicación...Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

top